• EVN

Cualidad de un Vendedor Profesional: Sacrificio (Parte V)

Actualizado: ene 16



Otra cualidad que debe desarrollar el vendedor es el sacrificio, pero no cualquier sacrificio, sino uno con propósito.


Conozco muchas personas que se levantan de madrugada para tener tiempo de prepararse el desayuno y salir muy temprano de su casa, se desplazan largas distancias para llegar a su trabajo y en él empiezan muy temprano, pero para esto ya han transcurrido tres horas y apenas son las 7h00. La persona de esta historia trabaja en una florícola fuera de la ciudad en donde ejerce las funciones de Jefe del Departamento de Recursos Humanos y una de sus responsabilidades es supervisar al personal en su cambio de turno de la mañana. Trabaja en jornada completa de ocho horas y un promedio de dos horas adicionales, consideradas como extraordinarias, requerimiento que tiene que cumplir por las tareas propias del cargo y trabajo que nunca falta, por lo que normalmente termina sus labores diarias a las 18h00.

Mujeres trabajando en Florícola. Fotografía Cortesía © Pacto Global EC.


A esta hora, el recorrido que lleva al personal que cumple con la jornada regular de ocho horas diarias desde la planta hacia la ciudad, ya ha partido, así que antes de que el sol se oculte por completo sale del trabajo y debe caminar hacia la carretera principal, aproximadamente un kilómetro y medio, más o menos unas 15 cuadras, donde debe esperar por lo menos de 10 a 15 minutos el transporte interprovincial que la dejará en el terminal norte de la ciudad, y luego deberá tomar un bus que la lleve cerca de su destino, desde donde deberá caminar cinco cuadras para llegar a su casa. Para esto, ya habrán transcurrido aproximadamente dos horas desde que salió de la planta, es decir, serán alrededor de las 20h00; finalmente, llega exhausta por la larga jornada y travesía, pero enseguida, debe preparar algo para cenar y, a continuación, algo para su almuerzo del día siguiente y debido a que en las mañanas todo exige agilidad y tiempo, debe dejarlo listo y empacado. ¡Así transcurre su rutina de todos los días!


Mujer trabajando en Florícola. Fotografía Cortesía © Ecuavisa.


¿Por qué me parece que esta es una historia que se repite en muchos de los hogares, con muchas personas que están empeñadas en salir adelante? y la pregunta que me hago es ¿verdaderamente vale la pena tanto sacrificio? ¿Con un horario tan rígido y extendido, con ingresos limitados, poco tiempo para descansar y dedicar a su familia, con pocas posibilidades de proyección y desarrollo profesional?, definitivamente la respuesta es no, no vale la pena, pues por más que trabaje y se esfuerce obtendrá lo mismo.


Al igual que la persona en esta historia, existen miles de vendedores con su propia historia de sacrificio diario en el afán de obtener sus ingresos para mantenerse y sostener a sus familias. La diferencia está en que unos lo hacen con propósito y otros no, aquellos que simplemente lo hacen desde su zona de confort y su esfuerzo es mínimo, es así que se van acomodando en el día a día y pasan a engordar las filas de aquellos que viven una vida de mediocridad. Sin embargo, hay otros que se esfuerzan y luchan por sus ideales, se sacrifican mucho más, salen de su zona de confort y no se dejan vencer, se imponen grandes metas que se proponen alcanzar a pesar de las dificultades.


Saben que para llegar lejos y ser exitosos deben pagar el precio; estudian y se preparan, adquieren conocimientos, desarrollan habilidades y sueñan con convertirse en vendedores profesionales. Han logrado comprender que la profesión de ventas es la única que, a diferencia de cualquier otra, les brinda la posibilidad de tener flexibilidad en sus horarios, que a mayor esfuerzo obtendrán mayores ingresos; que tendrán más tiempo para descansar y disfrutar con su familia, que existen mejores y mayores oportunidades de crecimiento y desarrollo profesional. Entonces, todo el esfuerzo, dedicación y sacrificio, habrá valido la pena.

De hecho, cada día el vendedor debe auto-motivarse para motivar a los demás, enfrentar muchas incomodidades y situaciones adversas, largas jornadas fuera de oficina, expuestos al sol y la lluvia, tratar con todo tipo de clientes: antipáticos, poco comprensivos, irascibles, beligerantes, escépticos, desconfiados, incrédulos, groseros, poco amables, mal agradecidos, y todo esto demanda una gran dosis de entrega y sacrificio personal. Pues, en ventas no se puede llegar muy lejos sin sacrificarse; es por ello que muchos vendedores se van quedando en el camino, algunos porque no se les ha presentado la oportunidad de triunfar, otros porque no la han buscado, pero sobre todo por la desilusión, falta de energía y de motivación; sumado a la escasa preparación para afrontar una profesión llena de retos y sacrificios.

Entonces, será importante hacer el esfuerzo que se requiera para llegar a la meta; pero, será determinante antes de nada, descubrir tu propósito en la vida, establecer tu rumbo y mantenerte auto-motivado de tal manera que jamás desmayes en el intento de alcanzar tus objetivos y si fracasas, volver a intentarlo una y otra vez, hasta lograrlo!!!


0 vistas

¡Contáctanos!

PARA MÁS INFORMACIÓN SOBRE NUESTROS SERVICIOS.

Av. Francisco de Orellana E3-67 y 9 de Octubre, instalaciones de ILADES

Quito - Ecuador

+ (593) 222 4146 - 222 4778 254 9910 - 234 4325

       + (593) 992 579 554

  

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

© 2020 Creado por Espacio Pola