EVN_Neuroventas (3).jpg

El Servicio al Cliente, es mucho más que un objetivo empresarial



El camino más seguro para la fidelización de nuestros clientes, es brindar un servicio diferenciado, basado en una estrategia de servicio como parte de la filosofía y cultura de todas las organizaciones.

Las empresas en sus inicios, se enfocaron exclusivamente en entregar a sus clientes, productos de calidad, gran durabilidad y resistencia. Luego, conforme se incrementa la competencia, el precio se convierte en un factor determinante para la decisión de compra de los clientes.


Posteriormente, con estrategias de marketing se impulsan diversos mecanismos para promoción y comercialización, dando buenos resultados en el tiempo. Con los avances de la tecnología en la comunicación, ésta se transforma en una herramienta muy popular y de fácil acceso para las empresas en su intento de ganar mercado, posicionamiento de su marca y productos, lo que al final hace que el cliente tenga una extensa gama de posibilidades en calidad, cantidad, garantía, durabilidad y precio, haciendo del mercado, uno mucho más competido.



Sin embargo, solo ciertas organizaciones, se han enfocado en entregar un extra que permita fidelizar a sus clientes de tal modo que éste sea un factor diferenciador en la relación con los mismos. Este factor de diferenciación se llama SERVICIO AL CLIENTE!!!, me refiero al servicio auténtico, mágico, único y personalizado que genera valor a la interrelación, centrado en la satisfacción plena de sus necesidades, donde lo más importante es quien paga la cuenta, compra nuestros productos y hace que nuestra empresa pueda crecer, desarrollarse y mantenerse en el tiempo.




Ese servicio no es una meta ni un lugar al que se debe llegar, hablo de un servicio como filosofía de vida y cultura organizacional, que consiste en hacer las cosas bien, evitando y corrigiendo al instante los errores que se pudieran cometer, brindando valor agregado VA, con actitud mental positiva AMP y sobre todo… profundo deseo de servir.

Esta clase de servicio, exige organizaciones con colaboradores comprometidos con dicha filosofía, que la apliquen en todos los ámbitos de sus vidas, en el ámbito familiar, profesional, social y por supuesto laboral con sus clientes internos y externos.

De hecho, servir es un arte pero también es una habilidad que se puede adquirir, por consiguiente, todas las organizaciones deben desarrollarla en sus colaboradores como parte de su Cultura Empresarial.



Contar con colaboradores empoderados, trabajando en equipo y liderando la práctica del Servicio al Cliente como parte de su cultura, permitirá ofrecer a todos sus clientes, productos y servicios con valor agregado que asegure y fortalezca la relación, tomando en cuenta que solo es posible ofrecer un servicio de excelencia al contar con seres humanos y colaboradores de excelencia.



Si te gustó nuestro artículo, síguenos en nuestras redes sociales.

¡Sé parte de la comunidad EVN!



10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo